Cada viaje que realizamos es una incursión a nuestro interior

ponemos a prueba nuestro yo en un emplazamiento diferente

y te sorprendes al comprobar que las imágenes capturadas

son fiel reflejo de tu estado de ánimo.